Gaspar Domínguez: “Ha habido una sobrerreacción por cosas que se han votado o se han rechazado, estamos recién empezando”

El vicepresidente de la Convención no solo es optimista, sino que esta seguro: “Vamos a lograr los plazos, el 4 de julio vamos a tener la propuesta de texto que Chile necesita (…) hasta el momento hemos cumplido con todos los plazos, vamos al dedillo con el cronograma y, nuestro programa termina incluso el 24 de junio, tenemos incluso una semana más en el caso que la necesitemos”.

- Publicidad -

Médico, joven, independiente, de regiones, parte de las disidencias sexuales, toda una nueva forma de liderazgo político. El vicepresidente de la Convención, Gaspar Domínguez, contó a www.alertaley.cl que lo más complicado de estas semanas en la testera de la CC ha sido el tiempo: “Pasé de un momento a otro a vivir como si estuviera en un turno de urgencia las 24 horas, ocupado día y noche de lunes a lunes, eso ha significado tener siempre WhatsApp que no alcanzo a responder, correos que me dificulta leer y para que decir los mensajes de redes sociales”.

El otro lado de la moneda, lo bueno para él ha sido la colaboración que recibe la mesa de la Convención para sacar adelante su tarea. “Hemos recibido muchísimo apoyo de universidades, centros de estudios, de instituciones permanentes de la República, y también de otras y otros convencionales de distintos colectivos políticos (…) eso te da energía para seguir trabajando en cuanto vemos que no estamos solos”. De hecho, pone el acento en la importancia del trabajo en equipo y distribuir las responsabilidades, porque “el peso de la responsabilidad que tenemos no la podemos cargar solo en nuestros hombros, necesitamos más personas para poder sostener ese peso”.

– La Convención ha instalado una forma de liderazgo que no se había visto en el país, duplas paritarias, como la de Elisa Loncon y Jaime Bassa, y ahora tú con la presidenta, María Elisa Quinteros. ¿Cuál es la fortaleza de ese modelo y que sello les gustaría a ustedes plasmar?

– Bueno, yo creo que una de las fortalezas que ha tenido la Convención completa es demostrar de manera práctica que los órganos representativos pueden ser paritarios y que no pasa nada, que pueden ser plurinacionales y que no pasa nada, y que los liderazgos pueden ser no solo por una persona, sino más bien por duplas. Entonces, de alguna forma hay cosas que han pasado que vinieron para quedarse, por ejemplo, la paridad en los órganos de representación, la plurinacionalidad también, así como hemos implementado las iniciativas populares de norma constitucional, creo que también va a instalarse la iniciativa popular de ley. De alguna forma en la manera de construir los acuerdos y de funcionar, creo que hemos ido instalando cierta forma distinta a la que conocíamos de hacer política.

– ¿La Convención marca un punto de no retorno en la forma en que se ejerce el poder, los liderazgos y cómo funciona una institución?

– Marca un punto de no retorno a la forma de hacer política y esto, independiente del resultado de lo que pase en el futuro. Creo que ya han pasado cosas, ya vimos que los espacios de poder podían ser utilizados por personas perteneciente a las disidencias sexuales también y que no pasaba nada. Vimos que podía ser presidente y vicepresidente una persona gay, que fuera una diputada trans y no pasa nada. Creo que eso ha sido muy enriquecedor.

– ¿Tú crees que todos los sectores políticos por igual dentro de la Convención se han ido acostumbrando a estas nuevas formas o aún vez resistencias?

– Bueno, los sectores más conservadores de la derecha en principio se opusieron a la paridad, se opusieron a los escaños reservados para pueblos originarios e históricamente, han sido quienes se han opuesto a políticas en materia de incidencia, como matrimonio igualitario, la filiación. Así que de alguna manera creo que esto ha sido un aprendizaje para todas y todos, incluido las personas del mundo más conservador, porque han visto que con la presidenta podemos generar un liderazgo siendo los dos independientes, siendo yo homosexual.

Y tengo la percepción de que hay una sensación en general, incluidos los sectores más conservadores, de que esta forma de hacer política es positiva. Entonces creo que ha servido de aprendizaje.

-El cupo pendiente de vicepresidencia adjunta ¿afecta en el trabajo que está haciendo la mesa ampliada?

-Reglamentariamente la mesa no necesita una cantidad específica de vicepresidentes para funcionar. Por cierto, que sería favorable tener una persona más, podríamos distribuir las tareas, pero no tenerla no incide mayormente en el trabajo, podemos hacer las tareas igual. La principal dificultad es que hay personas que no han patrocinado a ningún vicepresidente y, en consecuencia, esos sectores no tienen representación en la mesa, entonces creo que el problema es más para esos sectores que no ha logrado ponerse de acuerdo que para la mesa misma. Espero que en lo sucesivo puedan conseguir los patrocinios en aras de incorporar un cupo nuevo a la mesa.

“No podemos hacerlo solos”

– Se lanzó oficialmente la Consulta Indígena y parte el 14 de febrero, ¿realmente se alcanza a cumplir con los requisitos de participación y legitimidad del proceso en tan solo tres semanas?

– Sí, hay dos cosas que decir sobre esto. Lo primero es que la legitimidad del proceso tiene que responder a lo que esta establecido en los tratados internacionales, en particular a la Declaración Internacional de Derechos de Pueblos Indígenas y al convenio 169 de la OIT. Ahí se establecen los estándares internacionales y estos no tienen que ver con el tiempo de duración, tienen que ver más que nada con los pasos, la forma y, en ese sentido, liderado este proceso por los pueblos originarios, creo que vamos a cumplir.

Actualmente esta etapa de participación tiene una de levantamiento de información, que puede durar semanas o meses, y después cuando se termina, se empiezan a sistematizar los resultados. Lo que hemos propuesto para ganar tiempo, es que al mismo tiempo que se van levantando los resultados, ya se inicie la sistematización de los mismos de forma paralela, que es algo muy interesante, porque pasa también con la investigación de vacunas.  Habitualmente con las vacunas, por ejemplo, se hace un estudio experimental pequeño, después un poco más grande y después, más grande. En el caso de la vacuna del COVID, las etapas de ensayos clínicos fueron paralelas, y eso permitió que en dos años ya tengamos vacunas de distintas marcas, todas con el ensayo clínico adecuado, porque las etapas se hicieron en paralelo.

– ¿Y qué pasa con los recursos y cómo se va a hacer la implementación logística de la consulta en tan poco tiempo?

– Efectivamente el despliegue logístico es gigante y muchísimo más del que podría hacer la Convención por sí sola. Es por esto que la presidenta ha liderado reuniones, primero con alcaldes, y segundo con gobernadores regionales, quienes han puesto a disposición sus equipos locales para efectos de conseguir levantar el recurso humano necesario, moderadores, encuestadores, digitadores, las condiciones para poder trasladarse dentro de las respectivas regiones. Eso, por ejemplo, es un costo que se está considerado dentro del presupuesto. Pero los municipios y los gobiernos regionales van, de alguna manera, a donar este trabajo a la Convención.

– O sea se van a apoyar en órganos estatales y no van a contratar, por ejemplo, productoras que hagan el trabajo…

– En municipalidades, gobiernos regionales y universidades regionales siempre que sea posible, creemos que lo será la mayoría de las veces. Ayer hubo una reunión con la Agrupación Nacional de Gobiernos Regionales y pusieron a disposición todos los recursos disponibles para efectos de realizar esta consulta.

Hay que decirlo, nosotros con los recursos que tenemos, con los tiempos que tenemos, no podemos hacerlo solos y por eso, ha sido muy bonito ver cómo las instituciones permanentes de la República, las universidades, las municipalidades y los gobiernos regionales han apoyado y han empujado el proceso para poder sacarlo adelante, por eso estoy muy optimista.

En relación a la plata, las estimaciones presupuestarias son a groso modo, creemos que esta contribución del mundo de las instituciones permanentes de la República, incluso pueden ayudar a abaratar costos.  Y desde el punto de vista metodológico, van a contribuir las dos primeras semanas en capacitación de las personas en los territorios, para hacer las pegas de moderación, encuesta y digitación. Después o en forma paralela, se hace la sistematización, que va a hacer un grupo de expertos y expertas que van a sacar la tarea muy, muy rápido. Eventualmente, un proceso de sistematización puede tardar varias semanas, nosotros esperamos que esto tarde diez días o menos, para efecto de poder usar este insumo en proponer normas constitucionales lo antes posible.

– ¿Y lo de los recursos?

– Bueno, con los recursos que están asignados para el presupuesto de este año, desde la unidad de recursos financieros consideramos que podemos dar respuesta a las necesidades que existen. Así que por el momento, no hemos visualizado la necesidad de solicitar un aumento en los recursos o un recurso específico para la tarea.

El roce con la Suprema

– Esta semana ha estado marcada por la tensión con la Corte Suprema a raíz de las normas que se han aprobado en general en la Comisión de Justicia, ¿por qué crees que se generó este episodio?

– Bueno, lo primero es que en el proceso constituyente hay muchas opciones y muchas propuestas que tienen que ver con todos los poderes del Estado y la distribución del poder en Chile. Entonces, esta es una de tantas discusiones que se vienen. Lo que produjo la tensión, lo que llamó la atención de la Corte Suprema, fue en particular el caso de la duración que tendrían los ministros de la Corte Suprema en sus cargos y si esto estaba sujeto a algún tipo de evaluación entre medio, ese fue el punto que le llamó la atención. Y la verdad, a mí me parece razonable que la Corte Suprema quiera manifestarse sobre un cambio que podría influir directamente en ellos mismo, esto tiene que ver con las condiciones laborales.

Yo desdramatizaría la situación, creo que es razonable que ellos quieran opinar, pero aquí lo más importante es lo que el ministro (Hernán) Larraín dijo cuando vino y es que la Convención es autónoma. Las discusiones se llevarán adentro considerando, por cierto, los insumos que vengan de afuera, y la decisión final la tomará la ciudadanía.

– Entonces, ¿hubo una sobrerreacción de los convencionales de la Comisión de Justicia que salieron el martes después de la declaración pública de la Corte, a reclamar por la intromisión?

– Hay una reacción legítima a una preocupación que ellos manifestaron por una eventual injerencia de los poderes constituidos en la discusión, pero que a mi juicio ha decantado en la comprensión de que es un poder que quiere opinar y contribuir al proceso, como cualquier otra institución que lo ha hecho.

– Lo planteo porque con la cantidad de temas que se están debatiendo, va a crujir la estructura actual, por ejemplo con el tema de las autoridades que van a subir el 11 de marzo y si van a mantener su período…

– Bueno, afortunadamente las reglas están establecidas en la ley que da origen al proceso constituyente y ahí, está establecido que, si la propuesta de Constitución modifica sustancialmente o elimina algún cargo de elección popular, estas personas dejarán sus funciones. Por ejemplo, si la Convención define y la ciudadanía ratifica que el Senado como órgano deja de existir, los senadores dejarán de ejercer sus cargos, eso está establecido en la Constitución actual, en las reglas que nos rigen, entonces la verdad desdramatizaría esa discusión. Y es legítimo que los senadores quieran, por ejemplo, poner sus puntos sobre la recomendación del bicameralismo y nosotros lo escucharemos, sabiendo que son personas implicadas en la discusión que les afectará directamente, y con eso en mente, por cierto, llevaremos la discusión, pero pensando en lo mejor para los pueblos de Chile y no en particulares ni cargos puntuales.

“De lunes a lunes, mañana, tarde y noche”

– La segunda quincena de febrero parte los plenos de votación en general de los primeros informes que emitan las comisiones temáticas. ¿Cuál es el principal desafío que tiene la mesa para ese momento?

– Hay muchos desafíos para las próximas semanas. El primero es mantener el ambiente y las condiciones que favorezcan el clima de diálogo, porque vamos a discutir cosas muy importantes que, como tú dijiste, de alguna manera pueden hacer crujir o hacer tambalear los cimientos de lo que conocemos. En ese sentido, habrá muchos intereses puestos en discusiones, muchos intereses en juego, muchas esperanzas también, y eso puede favorecer las condiciones para que el clima de diálogo pueda verse amenazado. Creo que la principal tarea que tenemos con la presidenta es mantener el clima de respeto transversal y por qué no decirlo, también un clima cariñoso, de respeto que favorezca estas condiciones.

Segundo, es poder cumplir con los tiempos y con el flujograma de la norma, porque las normas saldrán de las comisiones cuando se vote por mayoría simple, llegarán al pleno, cuando lleguen al pleno se deben votar por una mayoría de 2/3, es decir, de 103 votos para poder llegar al texto constitucional, y si no alcanzan los 103 votos, se devuelven a la comisión para recibir indicaciones y luego, salir en una segunda oportunidad al pleno. Entonces, hoy día no sabemos y nadie sabe cuántas de las iniciativas de normas que lleguen al pleno serán rechazados o serán aprobadas. En consecuencia, no sabemos cuántos van a devolverse a las comisiones. Vamos a tener, por cierto, una sobrecarga de trabajo que va a implicar trabajar de lunes a lunes, mañana, tarde y noche, y, por cierto, tendremos seguramente sesiones los sábados, domingos y días de madrugada. Yo creo que eso es posible que pase en varias comisiones, así que el desafío que se viene sería mayúsculo.

– Es una posibilidad que el grueso de algunos informes se caiga en el pleno, porque no logren los 2/3. Si eso pasa, ¿hay un riesgo que se atrase el cronograma de trabajo?

– La verdad es que yo no comparto la palabra “caerse”, porque tiene una connotación negativa. Más bien se van a discutir en el pleno y hay cosas que no van a lograr los votos, porque se requiere 2/3, es decir un amplio consenso y lo que no logra los votos como está establecido en el reglamento, volverá a la comisión, que tendrá que morigerar algunas posturas, redefinir algunas otras a través de indicaciones y enviarla a una segunda oportunidad y como si rechazan una segunda vez, la norma se extingue, eso de alguna manera se transforma en un incentivo para lograr consensos. Entonces, las comisiones se van a ver de alguna manera incentivadas a generar normas de consenso, para asegurar que sean aprobadas, sobre todo la segunda vez.

– ¿Cómo están trabajando con María Elisa Quintero para ir generando las articulaciones de acuerdos para tener las mayorías de 2/3 en el pleno?

– Con la presidenta nuestras oficinas son contiguas, de hecho, la puerta que las separa estaba clausurada desde hace siglos, con una llave que nadie conocía dónde estaba, movimos los muebles, abrimos la puerta y hoy día estamos muy conectados a nuestras oficinas. Creo que hemos logrado trabajar como una dupla y de alguna manera hemos logrado también promover este clima de diálogo que te decía recién, siento que hemos podido conversar con distintos sectores de manera transversal, que ya se ha visto en hechos puntuales, como por ejemplo, que el sentido de la participación popular había muchísimos miles de normas que revisar y sectores de la izquierda tanto como de la derecha, propusieron abogados, estudiantes de derecho, egresados de derecho de sus propias universidades, para poder apoyar este proceso. Entonces de alguna manera siento que se ha logrado cierto clima que favorece el diálogo transversal entre distintas fuerzas, pero el principal desafío se va a venir entre febrero y marzo.

– Más allá de las caricaturas, desde lo más conservadores de derecha hasta los más duros de izquierda, ¿dónde observan los principales nudos para asegurar los 2/3 en las votaciones?

– Bueno, afortunadamente los diagnósticos son ampliamente compartidos por sectores de izquierda y sectores de derecha y depende el tema donde estemos hablando. Por ejemplo, en la Comisión de Régimen Político, la propuesta de régimen presidencial, es compartida por la UDI y el Partido Comunista, entonces esta dicotomía de izquierda – derecha no es tan simple en este contexto. Hay acuerdos como el ejemplo que te pongo de la UDI que está con el Partido Comunista y el Frente Amplio con Independientes No Neutrales en la otra vereda, entonces uno ve como para distintas discusiones las articulaciones son distintas.

Qué duda cabe que es una necesidad que el derecho al agua se transforme en un derecho humano, donde se prioriza el consumo humano, eso es transversal. Incluso las dueñas de las sanitarias de aguas piensan lo mismo, me lo confirmaron ayer la Sociedad Chilena de Agricultores, que el agua debe ser prioritaria para consumo humano.

Entonces de alguna manera yo creo que los diagnósticos son ampliamente consensuados y eso, favorecerá la discusión. Más bien las discusiones van a estar sobre qué adjetivo usamos, cómo lo describimos, cuánto desarrollamos el derecho o el deber, más que la idea sustantiva. Tengo la esperanza y la convicción que vamos a lograr llegar a los acuerdos que Chile necesita.

– Entonces, ¿las mayores diferencias están en el modelo económico?

-Hay diferencia en todas las comisiones, pero incluso en el modelo económico hay un diagnóstico compartido en que el modelo que tenemos hoy día no es el mejor en cuanto a distribución de recursos. Eso es compartido por todos los sectores también.

Ahora, siento que ha habido más incidencia de la razonable en relación a normas que se han aprobado o se han rechazado en la comisión. Hay que recordar que hay varias que se están aprobando, serán sujetas a indicaciones en la comisión, que serán votadas en particular en la comisión y lo que logre salir de la comisión va a llegar al pleno, donde se enfrentará al quórum de 2/3. Entonces, el reglamento que tenemos y la institucionalidad favorecerá llegar a los consensos. Esto lo digo con mucha responsabilidad, ha habido una sobrerreacción por cosas que en general que se han votado o se han rechazado, estamos recién empezando una discusión, que tiene características circulares.

-En este contexto, ¿cuál es el rol político que tiene que cumplir Independientes No Neutrales?

-El colectivo se asoció con otros convencionales que se incorporaron y pasó a llamarse Independiente Nueva Constitución. Creo que hemos logrado de alguna manera conversar o articular con distintos sectores principalmente de izquierda y centro izquierda, que nos han permitido poder unirnos a las fuerzas desde el mundo independiente y contribuir de manera productiva en el diálogo. Hemos tenido algunas iniciativas con Movimientos Sociales, con Pueblo Constituyente, otras con el Partido Socialista, con el Frente Amplio, incluso en algunas posturas o en algunas discusiones, hemos tenido normas que han sido propuestas o patrocinadas por sectores de izquierda y derecha. De alguna manera hemos logrado el diálogo transversal con muchas fuerzas.

-Los últimos meses algunos convencionales han instalado la idea de una prórroga del mandato más allá del 4 de julio. ¿Cuándo es el punto de no retorno, se van a dar cuenta que sí o no van a tener lista la propuesta de Nueva Constitución el 4 julio?

-Ya tenemos la certeza, vamos a lograr los plazos, el 4 de julio vamos a tener la propuesta de texto que Chile necesita. Ahora los plazos siento que no están escritos en piedra. Esta discusión alguien podrá tenerla y lo podrán resolver los parlamentarios, pero nosotros estamos trabajando para el 4 de julio tener la propuesta de texto constitucional para los pueblos de Chile y así será.

Hasta el momento hemos cumplido con todos los plazos, vamos al dedillo con el cronograma y, nuestro programa termina incluso el 24 de junio, tenemos incluso una semana más en el caso que la necesitemos, así que vamos a cumplir los plazos. Estamos haciendo la pega, pero como te digo, nada está escrito en piedra y, eventualmente, una discusión legítima que se podría tener, pero el espacio de discusión y de decisión está fuera de las paredes de este edificio.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Diputado Carlos Bianchi (IND) presenta proyecto de ley que protege a los trabajadores de la automatización laboral

El diputado independiente y miembro de la Comisión de Hacienda, Carlos Bianchi, presentó un proyecto de ley...

Bancada de diputados y diputadas PS entrega propuesta legislativa sobre seguridad ciudadana y llama a las fuerzas políticas a alcanzar un acuerdo nacional

La Bancada de Diputados y Diputadas del Partido Socialista hizo un llamado a todas las fuerzas políticas...

Debes saberlo

- Advertisement -

Te podría interesarRELACIONADO
Está pasando ahora