Renato Garín: “En la Constitución debieran estar sólo los derechos que podemos pagar”

El ex diputado que postula a constituyente, analiza en esta entrevista el riesgo de las altas expectativas que genera la nueva Constitución. Fiel a su estilo, critica a candidatos que presentan en televisión una constitución ideal (Bellolio, Squella, Atria) y plantea que la Constitución que tendremos es la que nuestra configuración política permite. Ve con fe su postulación dado su rol de diputado y ve como desafío salir electo en un distrito donde la UDI tiene mucha fuerza.

- Publicidad -

Renato dejaste de ser diputado, para irte a la aventura de postularse a constituyente, ¿cuál fue tu motivación?

Después del estallido social, el parlamento se ha ido volviendo un lugar pantanoso, especialmente la Cámara donde es muy difícil trabajar, más siendo independiente, y este año 2021 la legislación más relevante va a estar suspendida para esperar la Constitución.

Y por cierto tengo posibilidades electorales reales. Mi distrito tiene una configuración bien particular, donde la UDI corre con una ventaja histórica, acá han sido senadores Jaime Guzmán y Jovino Novoa. Fueron diputados Pablo Longueira, J.A. Kast, Jaime Bellolio. Fue electa hasta la familia Coloma. Si no había una persona fuerte de centro izquierda, sería entregarle a la derecha el territorio y eso a mi también me motiva a competir.

Mirado desde el otro lado, la ciudadanía no votó precisamente por tener a parlamentarios en la convención, ¿cómo ves eso?

Lo que la gente votó fue la convención constitucional de 155 personas electas, 138 chilenos criollos y 17 hermanos y hermanas de los pueblos originarios. No es cierto que estemos forzando una especie de mixta entre Harboe, Gutiérrez y yo. Lo que estamos haciendo es presentarnos a una elección.

Esta norma que los parlamentarios pudieran competir en la convención dejando su escaño fue ideada para otros, y estos en su enojo, en su celo y rabia de no poder aprovecharlo y de que otros sí lo hagan, levantan esta suerte de prohibición moral que incluso la llevan a un proyecto de ley.

Distrito 14: Con una presencia muy fuerte presencia de la agricultura, de la agroindustria. Además, es una zona que ha sido golpeada por la sequía, ¿cuál es tu posición respecto al tema constitucional de los derechos de agua? ¿Cuál es la fórmula que crees tu sería la adecuada?

Este creo que es el tema más difícil de todos. El acuerdo sobre el régimen político y estructura del Estado va a ser relativamente fácil respecto a los derechos de agua. Muy probablemente no van a haber los 2/3 ni para un lado ni para el otro. Esto va a implicar una suerte de concesión.

En un mundo ideal, donde discuten los filósofos de la televisión; los Cristóbal Bellolio, los Squella, los Atria, que creen que los problemas constitucionales son problemas de filosofía política, no pasan estas cosas. Los problemas constitucionales son problemas de política contingente, no de filosofía política. No vamos a discutir cuál es la mejor regla posible, vamos a discutir la regla que podemos tener.

Por ende, creo que lo que va a pasar es una expropiación parcial que devolver al Estado ciertas cuencas y ciertos manejos hídricos en determinados lugares muy dañados. Pero esto implica que el Estado va a tener que comprar esos derechos. Porque aquí tu no puedes quitar “a la mala” esos derechos.

Aquí los optimistas que esperan una recuperación total del agua o que va a cambiar el régimen jurídico porque hacemos una norma constitucional, están esperando al Viejito Pascuero.

¿Crees que el acuerdo de los 2/3 va a dejar el tema en el ámbito legislativo?

Los Walker del país, los que tienen intereses agrícolas con el agua van a decir, mire, mantengamos la declaración de bien nacional de uso público y llevemos esto al código de aguas y la legislación. Los otros vamos a decir: No, hay una sequía demasiado grave, por ende, debemos tener una regla más concreta, y ahí entonces, habrá que buscar un acuerdo. Porque el Estado debe tener plata para pagarlos. Que es la parte que un sector de la izquierda, la izquierda naif, sobretodo en el Congreso no entienden.

Has dicho que la convención no es un asunto de filosofía política, ¿Cual es tu idea sobre cómo se va a desarrollar el debate en la convención?

Las constituciones no son ensayos filosóficos y tampoco son cartas de derechos. El medioevo lo distinguió claramente. Eso la centro izquierda no lo entiende muy bien.

Por eso cuando uno ve en la televisión a personajes como Bellolio, Atria, o Squella, que me caen bastante bien, sus debates no llegan casi nunca a nada. He revisado todo el material que hay en YouTube de estas personas y no llegan a nada nunca.

El problema que tiene ese debate es que las expectativas que provoca en el mundo de la izquierda son muy altas, porque después va a salir una redacción producto de la real política, ¿crees que se pueda producir un conflicto político, cuando la constitución vaya transitando hacia un acuerdo?

Yo considero que ese es el gran problema político que hay. Los medios televisivos muestran un quién da más, el árbol más adornado pareciera ser la mejor Constitución.

Eso lleva a una gran ilusión, de que la Constitución es una llave maestra que abre cualquier puerta y eso no es cierto. A los chilenos nos ha costado hacer cosas razonables en el plano constitucional, o al menos en los procedimientos, porque tenemos un contexto y una historia.

O acaso ¿ustedes creen que Recabarren no intentó?, o que ¿Alessandri no quiso que la cosa fuera mejor?, o que Portales era tan mala persona…no es cierta esa fábula, hicieron lo que pudieron.

¿Cuál es el tipo de régimen político que tienes en tu cabeza?

El país debe tener un régimen semi presidencial con un ministro del Interior que actúe como jefe de gabinete, que pueda ser destituido por una mayoría amplia del Congreso, 2/3 pueden ser, y que la billetera fiscal la controle el Presidente, eso es clave. Los parlamentarios no pueden tocar eso al menos orgánicamente.

Los vetos presidenciales deben ser terminados o menguados.  Las urgencias legislativas hay que quitárselas al ejecutivo, darles al Congreso esos poderes burocráticos. En la manera en que se hacen las leyes, tiene que incorporarse la iniciativa popular. Yo propongo un Congreso con una cámara nacional y tres Congresos macro regionales, uno en el norte, otro en el centro y otro en el sur y que ellos puedan recibir iniciativas populares de ley con 15 o 20 mil firmas locales y el Congreso nacional pueda recibir proyectos de ley con 50 mil firmas nacionales.

¿Cuáles y cuantos de los derechos económicos, sociales y culturales deben estar en la Constitución?

En principio, hay tres respuestas la respuesta alemana, ninguno; la respuesta latinoamericana: todos; y la respuesta más factible que es: algunos.

¿Cuáles de esos pocos deben estar?

Los que podemos pagar. Hay que sacar la cuenta de cuánta plata dispone el Estado para ejecutar esa Constitución una vez que la hallamos escrito. Si sumas, 15 mil millones en agua, otros 5 mil en un sistema educacional, en la salud 5 o 10 mil, más la vivienda, que pueden ser otros 10 o 20 mil millones de dólares, estamos hablando que ejecutar la Constitución solamente en esos temas te pueden costa 40 o 50 mil millones de dólares, sin contar las pensiones.

Ese mundo de fantasía en que uno enlista derechos y después esos derechos se plasman, en la realidad no es tal. El Estado está en una condición económica muy difícil, el único camino que propone la centro izquierda es la reforma tributaria o el camino de la deuda internacional de los cuales soy muy escéptico.

Aquí sobre todo el sector de centro izquierda va a entrar con todo, y yo tengo un gran temor, de que terminemos quebrando al Estado de Chile en 10 o 15 años más, al estilo Sueco, asegurando todo y haciéndolo impagable.

Los convencionales pueden ponerse de acuerdo en una Constitución muy cara, nadie les va a advertir, por la presión de la calle. ¿Tú crees que alguien se lo va a decir a los convencionalistas?

Chile ya lo probó, eso generó la inflación rampante del siglo XX, generó los quiebres políticos, el país ya sabe y tiene una historia del Estado gastando más de lo que puede.

Va a llegar un momento donde se van a tener que discutir las pensiones, y se van a debatir las pensiones de los militares. Y cuando se discuta va a arder, las casas, los cuarteles, todo. Vamos a poder comprobar si es que los militares están sometidos al poder democrático y civil o más preocupados de sus pensiones futuras, creo que la respuesta es bien evidente.

Varias candidatas han hablado de la constitución paritaria, feminista, de la igualdad de género, considerando las comisiones, ¿cómo ves que eso se pudiese lograr?

Sobre lo normativo, me imagino que va a quedar en declaraciones generales en términos del Congreso, y va a lograr paridad en términos de las comisiones, probablemente los salones lleven nombres de mujeres, y anticipo una presidenta mujer para la convención. Esto va a estar plagado de simbolismo feminista, es el mar en el cual va a navegar, pero en las causas más complejas: aborto, igualdad salarial en el mundo privado, educación no sexista, yo no me imagino 2/3 para eso, ni siquiera con los votos de RN.

Eso toca la fibra más dura, más perenne, el catolicismo decimonónico, la estructura patriarcal de la sociedad agrícola, los fundos, la antigua hacienda. El siglo XXI es todavía muy joven como para que la constitución sea feminista. Eso va a generar un roce permanente.

Algunas de las propuestas de centro izquierda, esta línea de que el derecho de propiedad llega o puede ser afectado si es que la sociedad lo requiere. ¿Hacia donde crees que debiese enfocarse esta discusión?

Cuando uno mira la redacción actual, en el artículo 19, ese derecho de propiedad ha ido creciendo respecto de los otros. Los recursos de protección desde los 90 en adelante se empiezan a propietarizar. No tiene que ver con el texto de la Constitución, sino que con la práctica jurídica en Tribunales. 

Hoy todo es propiedad en la Constitución. Uno diría ¿cómo esto se vuelve más razonable?, acotar el alcance de ese derecho y pagarle a quien el Estado le expropia lo que sea, por muy injusto que haya sido la manera en que se apropió de ese bien a expropiar, hay que pagar. Si vamos a colocarle un límite a la propiedad, también hay que poner un límite al Estado que limita la propiedad.

Una buena norma es acotar el derecho de propiedad, achicarlo en la aplicación del recurso de protección y un inciso, respecto de que si el Estado expropia tiene que pagar en tiempo y forma.

Últimas Noticias

3 de agosto de 2018 se publica la LEY Nº21.100: que Prohíbe la entrega de bolsas de plástico

la ley prohíbe la entrega de bolsas plásticas de comercio en todo el territorio nacional y el...

Convención al día – lunes 2 de agosto

Ad portas que se cumpla un mes exacto desde la instalación de la Convención Constitucional, al empezar...

2 de agosto de 2017: se publica la Ley Nº21.020 Sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía

Conocida como "Ley Cholito" determina las obligaciones y los derechos de los responsables de mascotas o animales...

Senadores de oposición en la comisión de Hacienda estiman viable una ley corta de pensiones

Ante la falta de propuestas para cambios sustanciales al proyecto de reforma a las pensiones, actualmente en...
- Advertisement -

Resumen semanal de la Convención – terminó la instalación

"Esta semana se concluyó el proceso de instalación de la Convención Constitucional. Ya están conformadas las 8...

Cámara rechaza admisibilidad del veto presidencial al proyecto sobre garantías y protección integral de la niñez

Las observaciones del Ejecutivo pasan ahora al Senado, para seguir con su proceso legislativo. Una vez revisado...

Debes saberlo

- Advertisement -

Te podría interesarRELACIONADO
Está pasando ahora