Ricardo Montero: “Los articuladores van a ser los que puedan conversar con los distintos actores de la Convención, sin vetos y objetivos claros”

El convencional del Colectivo Socialista precisó que el tema de prorrogar el plazo de la CC más allá del 4 de julio es una “discusión abierta”, pero que para él no es el momento para tenerla. Dicho eso, agregó que la nueva mesa liderada por María Elisa Quinteros y Gaspar Domínguez van a tener un desafío, “uno que es muy político, el de lograr acuerdos y trabajar de una forma lo más profesional posible para que estos plazos se puedan cumplir”.

- Publicidad -

Este viernes los integrantes de la Comisión de Sistema Político presentarán sus propuestas de normas para sobre régimen de Gobierno, plurinacionalidad, buen gobierno, probidad y transparencia, tramitación de la ley, organizaciones políticas y sistema electoral. “La etapa más fuerte de nuestro trabajo es ahora, es el paragua del resto de las temáticas (…) en base a eso vamos a hacer la discusión y vamos a votar en general a fin de mes, en particular la primera quincena de febrero, y el 15 de febrero tenemos planificado entregar nuestro primer informe, para que pueda ser votado la segunda semana de febrero por el pleno”, explicó uno de sus coordinadores, Ricardo Montero (Colectivo Socialista), en entrevista con www.alertaley.cl.

Del trabajo de la comisión, Montero -que comparte coordinación con la convencional de escaños reservados, Rosa Catrileo- recalcó la apertura con la que se ha trabajado estos meses: “He visto mucha, independiente de si son militantes de partido o independientes, de izquierda o de derecha, hay mucha apertura al diálogo, y eso hay que valorarlo, veo buena fe en la exposición de las temáticas”.

Si bien su foco está puesto 100% en los avances de la comisión, Montero igual hizo un balance del escenario político que se generó en la Convención a partir del proceso de definición de la nueva presidenta, María Elisa Quinteros (Movimientos Sociales), y el vicepresidente, Gaspar Domínguez (Independientes No Neutrales), sobre la sombra del plazo de seis meses que le restan a la CC de mandato y habló sobre los desafíos de este segundo tiempo.

– ¿En qué puntos ya se ha palpado un nivel de consenso que permite augurar que quedarían plasmados en el informe final?

-Ahora vamos a tener una ventana, entre el 14 de enero y fin de mes, en que vamos a estar votando propuestas, que nos da un margen de casi dos semanas para poder conversar, llegar a acuerdos sobre el texto ya presentado y eso nos permite discutir de forma más concreta las opciones sobre la mesa (…) En base a la sistematización que se hizo, yo diría que la posibilidad de un parlamentarismo es bastante improbable a estas alturas y las dos principales opciones son una reforma al presidencialismo actual, o introducir herramientas del parlamentarismo, o sea, pasar a un semi presidencialismo. La discusión que se está realizando es que creo que vamos a tener un Congreso unicameral o bicameral y en ambos casos, cuáles serían las funciones de esas cámaras.

– Se ha destacado que la Convención es el espacio más representativo de la realidad nacional ¿se va a aplicar al sistema electoral algunas de las reglas -plurinacionalidad, paridad, equidad territorial- con las que se eligió a los convencionales?

-A lo menos, desde el Colectivo Socialista vamos a empujar esos principios generales y creo que hay hartos grados de consenso que así sea. Soy partidario de no dejar amarrado todo el sistema electoral en la Constitución, pero sí estos principios, poner el foco en la desconcentración y descentralización del poder, en que sean órganos paritarios, que se consideren a los pueblos originarios. Todos son principios que han funcionado bien en la Convención y que deben ser replicados en la nueva Constitución.

– ¿Y que se ha avanzado en materia de FF.AA, orden y seguridad?   

-Eso va a ser incluido en el segundo informe, donde vamos a ver orden público, policías, defensa y Fuerzas Armadas, además de relaciones internacionales e integración regional. Eso, sin perjuicio que la comisión podría agregar otros temas, hemos hablado mucho de hacernos cargo de los estados de excepción constitucional, que no están expresamente señalados en el Reglamento General.

– ¿Para cuándo estaría listo ese segundo informe?    

-Desde el 16 de febrero ya vamos a estar trabajando en las materias del segundo informe. Hay que ver como ir avanzando lo más posible y de forma paralela a los plenos de votación.

“No es el momento”

– ¿En las reuniones con todos los coordinadores se observa un nivel de avance parejo en el trabajo de las comisiones o hay una disparidad muy notoria?

-No la calificaría de muy notorias, pero sí hay diferencias. Hay comisiones que tienen catálogos mucho más abiertos de temáticas para presentar y otros más acotados. Lo importante es que ya tenemos la rutina de reunirnos todos los lunes, a las 14:00 horas con John Smok y Rodrigo Bermúdez, que está viendo el cronograma, más representantes de la mesa. Ese trabajo en conjunto nos va a permitir tener una visión general del estado de avance, y ahí vamos a poder ir reformulando el cronograma o poniendo énfasis en una comisión u otra, para equilibrar.  

– ¿Los ajustes que se hicieron al cronograma permitirán cumplir con los plazos y tener un texto de nueva Constitución listo el 4 de julio?

-La Convención es un órgano vivo y los procesos que ha ido generando también son vivos, por lo tanto, tienen que ser evaluados permanentemente y rectificados todo lo que sea necesario. Acá no hay comparación con otros órganos, con otros procesos, son únicos, y hay que reformularlos todas las veces que sean necesarios. Tiene que ser una evaluación constante, va a depender, por ejemplo, de qué grado de avance tienen las presentaciones de los primeros informes, porque nosotros sabemos la fecha en que se va a aprobar, pero no está claro qué porcentaje de cada informe de las siete comisiones va a ser aprobado. En base a esa primera etapa de aprobación y rechazo de normas, vamos a tener que reformular nuevamente los procesos o perfeccionarlos.

– ¿Qué pasa si el informe de una comisión se rechaza en un 60%, 70% o hasta un 90%? ¿Se atrasa mucho todo?

-El informe es un documento que contiene toda la tramitación de la norma constitucional, toda la historia, los debates, las audiencias, y también el articulado. Lo que se hace en el pleno es votar los artículos en términos generales, una vez aprobados, se va votando artículo por artículo. Si se juntan los 2/3 para cada norma, pasan a una bolsa común de propuestas constitucionales y si se rechazan, vuelven a la comisión, ahí hay 15 días para ser rectificado y vuelve al pleno para votación, si se aprueban, van a ese paquete común de propuestas y si se rechazan, se entiende extinguida la tramitación de esa propuesta. Esto es para evitar que el debate sea circular, porque si estamos permanentemente abriendo materias y no hay plazos fatales, eso dificulta la posibilidad de llegar a acuerdos y empantana la tramitación de las normas.       

– Sectores de la CC insisten en plantear desde ya la necesidad de una nueva prórroga más allá del 4 de julio y la nueva mesa dejó abierta esa opción ¿Hay mayoría al respecto?

-Acá hay dos cosas que tenemos claras: una, la reforma constitucional que establece un plazo máximo de 12 meses, y dos, nosotros nos dimos un cronograma aprobado por las de 130 constituyentes, para cumplir la misión que se nos encomendó dentro de esos 12 meses. Lo que tenemos que hacer nosotros ahora es preocuparnos de cumplir ese cronograma lo mejor posible, eso no obsta que se vaya perfeccionando y adaptándolo, pero hoy lo que tenemos que hacer es cumplir con esas dos cosas objetivas, el plazo y el cronograma.

– ¿Es un error de cálculo hablar públicamente ahora de prorrogar el plazo más allá del 4 de julio?

-Es una discusión abierta. En mi opinión no es el momento de tenerla, por las razones que ya señalé y por el momento que estamos viviendo, en enero termina un Congreso, en febrero este está cerrado y en marzo asume uno nuevo. Para hacer una reforma de este tipo, si eventualmente se hiciera, se requiere del acuerdo de los 2/3 en ambas cámaras, entonces creo que no es el momento de discutir este tema, es el de ponernos a trabajar lo más rápido posible para tratar de cumplir con el cronograma que nosotros mismos nos dimos.   

El eje articulador

-¿Cuál es el principal desafío de la nueva dupla Quinteros-Domínguez y cuáles son sus fortalezas y/o debilidades?

-En este segundo tiempo lo que corresponde es la ejecución, echara andar a plena capacidad todas las comisiones, cumplir con los procesos de generación de normas constitucional y cumplirlos dentro de plazo. La mesa va a tener un desafío, uno que es muy político, el de lograr acuerdos y trabajar de una forma lo más profesional posible, para que estos plazos se puedan cumplir.  

En ese sentido, María Elisa (Quinteros) tiene un apoyo bastante transversal, me alegro mucho que ella sea la presidenta, viene de El Maule, llevamos meses trabajando juntos en las semanas territoriales, creo que será un gran aporte a la conducción de la mesa. Por su parte Gaspar, creo que puede hacer un aporte grande en materia comunicacional y también en la tarea de articulación de diferentes mundos, él tiene muy buena llegada. Los dos aportan algo que para mí es muy importante, un conocimiento profundo del Chile rural, del más profundo, esa es una mirada muy importante en esta segunda etapa que se nos viene.

– ¿Quinteros y Domínguez representan una nueva etapa de liderazgos políticos?    

-La renovación siempre está, lo que pasa es que hay diferentes velocidades. Creo que el momento que estamos viviendo, desde el estallido social, del Covid-19 y la nueva Constitución, ha acelerado esa transición de liderazgos. Hay que estar abiertos a nuevos perfiles de liderazgos, más allá de los tradicionales a los que estamos acostumbrados, se da en la Presidencia de la República, espero que se de en el gabinete y, por supuesto, se da dentro de la Convención.

– ¿Y qué dice el hecho que ambos sean independientes? ¿Un reflejo de la pérdida de poder de los partidos?

-Los partidos políticos hace tiempo que tenemos que hacer una autocrítica. No nos puede pasar un estallido social, una pandemia mundial y un proceso constituyente por encima, y seguir de la misma forma que estábamos antes. Tenemos que pensarnos y repensarnos de una manera distinta, escuchando a la ciudadanía y las nuevas demandas. Sin perjuicio de eso, no existe democracia sin partidos políticos, no hay ningún ejemplo a nivel mundial en el que pueda funcionar una democracia sin partidos, entonces hay que ver cómo logramos un mayor grado de conexión con la ciudadanía, mayores grados de transparencia y generamos más confianza, pero entendiendo que la solución tiene que ser por mejorarlos y reformarlos. Hemos visto que no hay soluciones mágicas con grupos desagregados de personas actuando en política, que muchas veces terminan privilegiando intereses propios más que colectivos.

– Hablando de partidos ¿qué lección saca el Colectivo Socialista de lo sucedido la semana pasada en la ronda de votaciones en el pleno? ¿Qué autocrítica se hicieron?

-Nosotros estamos evaluando, estamos permanentemente conversando. Somos el colectivo más grande de la Convención, representamos más del 10% de los constituyentes, somos un grupo amplio, diverso y siempre hay espacio para mejorar. Sin lugar a dudas tenemos que ver cómo articularnos mejor, como coordinarnos mejor internamente y ver cómo eso lo ponemos al servicio de la Convención, que es lo que hemos hecho estos meses, de tratar de articular con diferentes mundos para tratar de llegar a acuerdos. Esta primera etapa fue la de la mayoría, y, ahora, la segunda, viene la de los 2/3, de los 103 votos, ahí hay que pensarnos de una forma distinta, de abrirnos a conversar con todos de una forma distinta.    

-¿El CS y el FA perdieron el eje articulador de la Convención la semana pasada y esta se inclinó más a la izquierda, a manos del PC, Movimientos Sociales y la Coordinadora Plurinacional Popular?

-Acá ejes articuladores de uno, dos o tres colectivos no van a ser suficientes, eso son 40 o 50 votos, lo que necesitamos es más del doble de eso, entonces hay que repensar. Acá los articuladores van a ser los que puedan conversar con los distintos actores de la Convención, sin vetos y objetivos claros. Eso se va a ir viendo en las votaciones que vamos a tener durante febrero y en las que el Colectivo Socialista, sin lugar a dudas, va a ser protagonista y parte.    

-En ese sentido, pensando en los 2/3 ¿la derecha ahora deja de ser un mero espectador de la Convención y pasa a ser un actor más relevante?

-Veremos lo que pase en las próximas semanas. Creo que hubo un avance bastante significativo en grupos de derecha, hay varias derechas dentro de la Convención. Algunos de ellos salieron de forma muy crítica a opinar sobre las elecciones de la semana pasada, pero no se ponían de acuerdo en un nombre para poder integrar la mesa, hay que ser más cuidadoso con las críticas que se hacen afuera, si no puedes respaldarlas después en la interna. Son un grupo importante dentro de la Convención, representan una visión en Chile y es importante su presencia en la mesa y en la articulación. Esperamos una fuerza más abierta al diálogo y la conversación, que asuman que necesitamos transformaciones profundas y serias en el país, que se puedan sumar a estos diálogos.

– Insisto en el punto, ¿dejan o no de ser un mero espectador en la Convención?

-No depende de nosotros, sino de los que se quieran sumar a conformar mayorías. Veo un sector de la derecha más dispuesto a jugar ese rol, más abiertos, y veo algunos que todavía están temerosos de jugar un rol más significativo. Independiente de eso, dentro del debate constitucional hay temas transversales que pueden ser de unión, el de las aguas, de los derechos sociales, la descentralización y la regionalización, hay temas de régimen político que no se es más de izquierda o derecha, más independiente o militante, si se prefiere el parlamentarismo o presidencialismo. Entonces, creo que hay mucho espacio al diálogo y a lograr estos grandes acuerdos, ahí va a depender de ellos si toman esta oportunidad o no.

Últimas Noticias

Nueva Constitución: Un 50% de chilenos votarán rechazo mientras que un 27% se inclina por el apruebo, según estudio

Restan solo dos plenos de la Convención Constitucional y las comisiones de armonización, preámbulo y normas transitorias...

PPD se reúne con el Presidente Gabriel Boric y se cuadra con agenda de seguridad

El Partido Por la Democracia (PPD) se cuadrará con la agenda de seguridad del Gobierno e hizo...

Se cierra el debate constituyente: borrador de nueva Constitución queda con 499 artículos – sábado 14 de mayo

Finaliza el debate constitucional con el último informe correspondiente a la polémica Comisión de Medio Ambiente. La...
- Advertisement -

Debes saberlo

- Advertisement -

Te podría interesarRELACIONADO
Está pasando ahora